Soy pacifista, pero no imbécil.


...Cuando los vampiros vengan a por mi sangre, no es culpa mía si se empalan en las estacas que tengo preparadas...

jueves, 12 de febrero de 2015

MANUAL DE SUPERVIVENCIA EN LA ERA DE LA DESINFORMACIÓN.



1.-Demuestra siempre lo que dices. Siempre. Cita tus fuentes.

2.-Revista tus fuentes antes de compartir información. Revisa las fuentes de tus fuentes. Rechaza las referencias circulares. Tómate el trabajo de investigar un pelín. Si no te apetece hacerlo, mejor no difundas nada. Por tu bien y por el de todos.

3.-Un "experto" es un señor o señora que puede demostrar y acreditar que conoce, ha estudiado y domina un tema. No es un famoso, un actor o una cantante y jamás, jamás un político. Ni siquiera cuando habla de política.

4.-La presunción de inocencia no es ninguna broma, sino la base de la justicia moderna. Las reglas del juego dicen que uno es culpable cuando así lo ha decidido un juez al dictar una sentencia. No la televisión. Ni una encuesta. Ni los vecinos cuando les preguntan por la calle con una cámara. Ni un post viral en twitter. No difundas rumores. La calumnia y la difamación son delitos.

5.-Aunque suene feo, los ciudadanos no tenemos más defensa frente a un sistema autoritario y abusivo que un buen poder judicial. La delación, la denuncia anónima, la supresión preventiva de derechos y otros métodos similares son las herramientas de las dictaduras.

6.-Aunque suene feo, los ciudadanos no tenemos más defensa ante las corrientes autoritarias que la libertad de expresión. Sin límites. Sin peros. Pero la libertad de expresión no existe en los lugares donde los medios de comunicación son controlados por unas pocas manos. Sean públicas o privadas.


Por cierto, se me olvidaba: lo "políticamente correcto" por bonito que suene, cuando se impone, como se impone, sin argumentos, sin razone, sin estudios, sin investigaciones... no es más que dictadura disfrazada.

(Continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario